Anonymous le declara la ‘ciberguerra’ a la violencia policial

Publicado en por noticias-alternativas.redacción

MUNDO

Anonymous le declara la ‘ciberguerra’ a la violencia policial

13:28h | Roberto Arnaz

El grupo hacker puso en marcha a finales del pasado mes de agosto la denominada Operación Fullerton, encaminada a desenmascarar a los agentes que apalearon hasta la muerte a un indigente en una pequeña localidad californiana. 

El pasado 5 de julio, la policía de la tranquila ciudad de Fullerton, al sur de Los Ángeles, recibió un aviso indicando que un hombre estaba intentando robar en el interior de varios vehículos aparcados junto a la estación de autobuses. Cuando los agentes se personaron en el lugar, estimaron que Kelly Thomas, un indigente que paseaba por el lugar, actuaba de manera sospechosa y supusieron que era culpable.


Thomas, de 37 años y aquejado de esquizofrenia, trato de huir y, presuntamente, se resistió al arresto.  Hasta seis fornidos policías de Fullerton tuvieron que emplearse a fondo para reducir y arrestar al sin techo, que resultó gravemente herido, entró en coma y murió pocos días después. Hasta aquí la versión de oficial. 

Sin embargo, un vídeo aparecido en las últimas jornadas ha desmontado el testimonio de los agentes y llamado la atención a la opinión pública estadounidense, entre ellos a los miembros del colectivo ciberactivista Anonymous. 


En las imágenes se observa como los oficiales disparan contra Thomas, ya inmovilizado,hasta cinco descargas eléctricas con una pistola 'taser'. Además, la cinta también muestra como los policías pisotean, pegan patadas y golpean la cabeza del detenido contra el asfalto hasta que queda inconsciente.

Los testigos que aparecen en el vídeo desaprueban el brutal comportamiento policial contraun joven de aspecto desaliñado, pero al que califican de “tranquilo, educado y de mentalidad infantil”. Varias personas se estremecen con los gritos de Kelly Thomas llamando a su padre para que le ayude. Ese minuto y 39 segundos han sido el desencadenante de la Operación Fullerton.

“Anonymous ha visto y oído los lamentos de Kelly Thomas mientras la policía la atacaba brutalmente. No suponía un peligro, estaba indefenso y no se merecía ese trato”, ha denunciado el grupo hacker en un comunicado en el que ha dejado claro que “no permitiremos más de esos abusos”.

 



Ahora la policía de Fullerton está en el punto de mira de Anonymous, que ha llamado a sus seguidores a “sabotear e inutilizar” las webs públicas de la ciudad californiana, además de robar información sensible que les resulte accesible.

Para evitar los ataques, el grupo 'hacker' ha puesto tres condiciones: la identificación y condena de los oficiales responsables de la muerte de Thomas, la dimisión del jefe de Policía de Fullerton y una indemnización de cinco millones de dólares para los familiares del indigente fallecido. 

Además, Anonymous considera esta operación contra la brutalidad policial como “una advertencia” para los cuerpos de seguridad de todo el mundo. “No permitiremos ningún abuso, opresión o cualquier forma de censura”, amenazan. 

Los Rangers de Texas, su última víctima

El pasado jueves 1 de septiembre, Anonymous tomó el control del sitio web de un grupo de jefes de policía de Texas y entró de manera clandestina a las cuentas de correo electrónico de más de dos decenas de agencias y oficiales de seguridad del estado. La filtración se produjo poco después de la detención de un supuesto miembro de LulzSec conocido como Topiary.

Como represalia, la organización de ciberactivistas publicó más de 3 gigabytes de información en la que se podía encontrar gran cantidad de comentarios racistas y homófobos. 

En uno de los correos electrónicos, se podía leer cómo el jefe de Policía Robert Wieners llamaba “zorra estúpida” a una mujer que inició una persecución con un coche robado, de la que también decía que “seguro que es gorda y negra”. Entre las perlas escritas por Wieners en su mail personal, destacaba un mensaje en el que aseguraba que los musulmanes “llevan practicando la endogamia 1.400 años”.

El ataque contra los Rangers de Texas no era el primero de Anonymous contra los cuerpos de seguridad estadounidenses. En julio publicó unos 90.000 correos electrónicos de personal militar y el mes pasado, en medio de su campaña contra el metro de San Francisco, hizo públicas fotos comprometedoras del portavoz de la organización que se encarga de la seguridad del servicio.

Etiquetado en ANONYMOUS

Comentar este post