El Ártico como jamás se había visto

Publicado en por noticias-alternativas.redacción

El Ártico como jamás lo había visto

 Miércoles, 22 de junio de 2011

La imagen que vemos arriba es el mapa más detallado generado hasta ahora del grosor de la capa de hielo en el Ártico.

El mapa fue creado a partir de datos obtenidos por el satélite Cryosat, el “explorador polar” lanzado el año pasado por la Agencia Espacial Europea.

  • Las observaciones sólo cubren los meses de enero y febrero, pero los investigadores esperan utilizar esta tecnología para monitorear variaciones a largo plazo.

Medir la extensión y profundidad del hielo ártico es necesario para determinar el impacto del calentamiento global. El ritmo de derretimiento de la masa helada en el verano viene superando las predicciones de varios modelos.

Radar de alta resolución

El grosor de la capa de hielo es un dato clave, pero sólo en forma reciente la ciencia cuenta con las herramientas adecuadas para verificar ese dato desde el espacio.

Masa de hieloMedir el grosor del hielo es clave para calcular el total del volumen derretido.

“Algunos años el viento empuja masas de hielo flotante y puede parecer que ha habido un derretimiento cuando no es el caso”, explicó a la BBC Duncan Wingham, uno de los investigadores a cargo de la misión Cryosat.

“Sólo cuando combinamos la información sobre la extensión con el grosor del hielo podemos calcular el volumen y ése es el dato central cuando se trata de determinar el derretimiento”.

Cryosat cuenta con uno de los radares de mayor resolución que jamás se hayan puesto en órbita.

El instrumento emite impulsos de microondas que rebotan tanto desde la parte superior de la capa helada como desde el agua debajo de ella en el caso de grietas.

Midiendo la diferencia de alturas entre estas dos superficies los investigadores pueden calcular el volumen total de la masa helada.

Variaciones

El profesor Wingham y su equipo están basados en el Centro de Observación Polar de University College, en Londres, donde han trabajado durante todo un año para traducir los registros del radar a mapas y datos que puedan ser utilizados por la comunidad científica.

“Estamos muy contentos con el primer mapa, pero necesitamos comparar las variaciones año a año”

Dra. Katharine Giles, University College, Londres

Los investigadores también compararon los datos de Cryosat con los obtenidos en otros estudios independientes, como el realizado por el Instituto Alemán Alfred Wegener con un avión que utilizaba rayos láser.

Este estudio consideró un área limitada, pero sus datos coincidieron con los de Cyrosat.

“Ahora estamos procesando el resto de los registros obtenidos por el satélite y la idea es estudiar los cambios en la capa de hielo. Estamos muy contentos con el primer mapa, pero necesitamos comparar las variaciones año a año”, dijo a la BBC la Dra. Katharine Giles, integrante del equipo de University College.

Los científicos contaban hasta ahora con algunos datos sobre el grosor del hielo de sonares en submarinos o generaciones anteriores de radares, pero Cryosat es capaz de ver todo el Ártico, hasta dos grados del polo.

Antártida

Los datos de Cryosat también permitieron elaborar un modelo de la Antártida, en el que se muestra claramente la roca por debajo de la capa helada. Los investigadores esperan poder calcular el grosor del hielo en todo el continente.

La mission Cryosat estaba planeada originalmente hasta el 2013, pero los investigadores esperan que el satélite siga en uso hasta por lo menos 2017.

Para financiar esta extensión, los científicos deben lograr que los gobiernos europeos aprueben nuevos fondos en una cumbre de ministros que debatirá la investigación espacial. La reunión tendrá lugar en Italia el año próximo.

El hielo del Ártico durante los meses de verano desaparecerá en esta década, aseguran los mismos científicos que hace unos años ya predijeron el deshielo de los veranos del Ártico para el 2013.

La predicción original, hecha en 2007, le propinó al equipo del científico Wieslaw Maslowski, un sinnúmero de críticas de varios miembros de la comunidad científica.

HISTORIAS RELACIONADAS

La primera imagen completa del hielo ártico

Redacción

BBC Mundo

Gráfico

El satélite Cryosat-2, lanzado por la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) en abril de este año, para trazar un mapa de la circulación oceánica en la cuenca del Ártico, produjo sus primeros resultados.

“Lo que hemos revelado es la primera imagen completa de la topografía dinámica del océano, en el Océano Ártico”, explicó Seymour Laxon, investigador delUniversity College de Londres, en el Reino Unido, y miembro del equipo del Cryosat.

Nadie sabe realmente cómo se va a comportar el Ártico cuando retrocedan los hielos, pero podemos anticipar que ocurrirán cambios significativos

Seymour Laxon, Cryosat

“Todas las misiones anteriores tenían grandes vacíos de información sobre el centro del Ártico, debido a sus órbitas”, añadió Laxon.

La misión principal del satélite es medir el espesor del hielo, que se ha reducido dramáticamente en las últimas décadas.

Pero, su capacidad de “mapear” la forma de la superficie oceánica, les permitirá además a los científicos descubrir si las corrientes del Ártico están cambiando, en la medida en que la falta de hielo les permite a los vientos circular con mayor libertad.

“Nadie sabe realmente cómo se va a comportar el Ártico cuando retrocedan los hielos, pero podemos anticipar que ocurrirán cambios significativos”, explicó el investigador.

“Estos son sólo los primeros datos, y muestran que ahora contamos con una herramienta para monitorear lo que está pasando”, le comentó Laxon a la BBC.

Radar ultrasofisticado

Gráfico

El satélite de la ESA lleva a bordo uno de los radares de apertura sintética de mayor resolución que nunca antes se haya puesto en órbita. Este instrumento tiene la capacidad de determinar las variaciones del espesor del hielo que flota en el océano y de las capas de hielo que cubren las regiones polares.

Los datos que envíe le permitirán a los científicos determinar el volumen total de la capa de hielo marina en todo el Ártico.

Asimismo, como puede captar información sobre la superficie del agua, puede suministrar datos valiosos sobre el comportamiento del océano.

Es más, durante sus primeros meses de actividad, el satélite logró crear un mapa aprovechando solamente la información suministrada por el rebote de las ondas del radar sobre el agua que se encuentra entre los hielos, que muestra lo que los investigadores denominan topografía dinámica del océano.

Dicho de una manera más simple: el mapa muestra dónde se acumula el agua, que naturalmente busca descender “cuesta abajo”, un fenómeno que influye en la dirección y la velocidad de las corrientes.

  • La resolución del radar permite ver los hielos y el agua entre los hielos.
  • Siete octavos del hielo suele estar por debajo del agua.
  • El objetivo es medir el hielo por arriba del agua.

Perfeccionar modelos

Cryosat-2El margen de error en las mediciones del Cryosat es de hasta un centímetro.

El Ártico ha sido escenario de una reducción dramática de los hielos en los meses de verano. Este retroceso ocurrió mucho antes de lo que predecían los modelos.

Una de las consecuencias de este retroceso es que las aguas abiertas podrían empezar a moverse más rápidamente o en diferentes direcciones, porque los vientos pueden moverse con más comodidad si no hay hielos en el camino.

Esto podría tener implicaciones para los patrones de circulación más allá de la cuenca del Ártico, podría afectar, por ejemplo, la aguas subárticas, los mares de Noruega y Groenlandia y finalmente, el Atlántico Norte.

Creemos que todo esto es importante porque los modelos nos hacen pensar que el retroceso del hielo va a afectar significativamente la circulación del Ártico, y elCryosat es la única herramienta que tenemos para medir estos cambios

Syemour Laxon, Cryosat

Por otra parte, los científicos saben que en las profundidades del Ártico hay gran cantidad de agua cálida que actualmente no influye en los hielos, porque hay entre ambos una barrera de agua fría menos densa.

Pero si este agua cálida sube por el cambio de los vientos, las consecuencias para la formación y la existencia de las capas de hielo podría ser catastrófica.

El Cryosat está diseñado para brindar información sobre todas estas teorías, con el fin de ayudar a mejorar los modelos que se usan para predecir los eventos climáticos futuros.

“Creemos que todo esto es importante porque los modelos nos hacen pensar que el retroceso del hielo va a afectar significativamente la circulación del Ártico, y el Cryosat es la única herramienta que tenemos para medir estos cambios”, concluyó Laxon.

  • En respuesta a estos cuestionamientos, los investigadores de la Naval Postgraduate School en Monterey, California, crearon un nuevo modelo computarizado del clima, que produce una “mejor estimación” de la fecha, que ahora sitúan en 2016.

El nuevo modelo está diseñado para replicar las interacciones del mundo real, o “acoplamiento”, entre el océano Ártico, la atmósfera, el hielo y los ríos que llevan agua dulce al mar.

Este nuevo modelo más “acertado” fue presentado este viernes durante la reunión anual de Geociencias de la Unión Europea (EGU, por sus siglas en inglés).

“En el pasado lo que hacíamos era extrapolar mediciones hacia el futuro, asumiendo que las tendencias actuales se mantendrían estables”, explica el doctor Maslowski.

“Ahora estamos tratando de ser más sistemáticos y hemos desarrollado un modelo regional climático en el Ártico, que es muy similar a los modelos climáticos globales utilizados por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC)”, le dijo a la BBC.

“Podemos ejecutar el modelo totalmente acoplado para el pasado y el presente y ver lo que predice para el futuro en términos del hielo marino y el clima del Ártico”.

Y una de las proyecciones es que durante los veranos podría ocurrir el deshielo de los mares del Ártico, hasta llegar a quedar sin hielo en 2016, con un margen de error de más o menos tres años.

Fina evidencia

Uno de los elementos importantes del nuevo modelo son los datos sobre el grosor del hielo flotando en el mar.

Los satélites son cada vez más capaces de detectar esto, midiendo cuánto hielo se encuentra por encima de la superficie del mar, lo cual también indica qué tan lejos se extiende bajo el océano.

“El modelo de Maslowski es bastante bueno, pero 2019 es tan sólo ocho años de distancia. Ha habido modelos que muestran que las fechas probables estarían sobre el 2040/50 y yo me inclino más hacia eso.”

Doctor Walt Meier, Centro Nacional de Nieve y Hielo, EE.UU.

Desde que se anunciara en 2007 que el derretimiento del hielo ártico durante los meses de verano ocurriría tan pronto como en 2013, una mayor proporción del Océano Ártico ha sido cubierta por una capa de hielo más delgada. Esta cubierta más fina se forma sólo durante una temporada y es más vulnerable a los ligeros aumentos de temperatura que los hielos más viejos, que son más gruesos.

Aún teniendo esto en cuenta, otros investigadores insisten en que el rango de fecha proyectada es poco probable.

Para el doctor Walt Meier, del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, en Boulder (Colorado, Estados Unidos), el comportamiento de este hielo más delgado sobre del mar lo hace aún menos predecible.

“El modelo de Maslowski es bastante bueno, pero 2019 es tan sólo ocho años de distancia. Ha habido modelos que muestran que las fechas probables estarían sobre el 2040/50 y yo me inclino más hacia eso”, asegura.

2010, un mal año

Deshielo del ÁrticoAlgunos científicos son escépticos ante las nuevas predicciones.

El drástico deshielo sufrido en 2007 sigue siendo un récord desde que comenzó el registro satelital, aunque en años posteriores ha estado por debajo de la media a largo plazo.

Sin embargo, algunos investigadores creen que el derretimiento en 2010 fue igualmente notable que el de 2007, teniendo en cuenta que las condiciones atmosféricas fueron favorables para la durabilidad de hielo.

Aunque muchos activistas del clima y científicos del medio ambiente están seriamente preocupados por el futuro del hielo del Ártico, para otras partes de la sociedad y algunos gobiernos, su degradación presenta retos y oportunidades.

Los gobiernos de Rusia y Canadá, por ejemplo, están buscando las oportunidades para la explotación de minerales que se encuentran sepultados por las capas de hielo, y que ahora quedarían al descubierto, mientras que los militares de EE.UU. han expresado preocupación ante la pérdida de las defensas naturales en la frontera norte del país durante una parte del año.

Etiquetado en PORTADA

Comentar este post