Medvédev: Nadie controla la situación en Libia

Publicado en por noticias-alternativas.redacción

Medvédev: Nadie controla la situación en Libia

Tema de actualidad: Sanciones internacionales contra el régimen de Gadafi

18:31 12/04/2011
Moscú, 12 de abril, RIA Novosti.

El presidente ruso Dmitri Medvédev, quien viajará próximamente a China para asistir a una cumbre del Grupo BRICS, manifestó en una entrevista con la televisión central china CCTV que nadie controla a día de hoy la situación en Libia.


 “Nadie la está controlando”, declaró Medvédev al constatar que Libia “se sumió en una guerra civil”. 

El dirigente libio Muamar Gadafi, según él, no controla la situación y “cometió muchos actos que pueden interpretarse como crímenes”. “Tampoco la controla la OTAN porque por razones comprensibles no tiene mandato para conducir operaciones a gran escala. Y lo de la zona de exclusión aérea (…) se redujo, en esencia, al uso de la fuerza sin que se haya logrado el resultado”, dijo.

Distintas partes tienen planes distintos en Libia, según Medvédev. “Los europeos dicen una cosa, y los estadounidenses, otra: ora dicen ‘participaremos’ ora ‘no participaremos’. Los rebeldes no controlan la situación porque carecen de fuerzas, medios y oportunidades. La situación ya escapó al control, lamentablemente”. 

Medvédev resaltó que China y Rusia coinciden en que es necesario acatar estrictamente los mandatos internacionales para imponer orden en Libia y planean a futuro coordinar sus gestiones, tanto en formato bilateral como dentro del Grupo BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica). 

Todas las fuerzas implicadas en el conflicto de Libia, según el jefe del Estado ruso, deben asumir su parte de responsabilidad y sentarse a negociar para definir el futuro de este país cuya mera existencia “está en juego”. “¿Qué tendremos, me refiero a la comunidad mundial y al pueblo de Libia: una Libia única o varios Estados con unos gobiernos títeres o hasta controlados por fuerzas radicales, por extremistas? Es una amenaza que no se debe descartar”, advirtió.

Se declaró dispuesto a continuar sus consultas con los dirigentes de diversos Estados de Oriente Próximo y África del Norte para elaborar una visión común del arreglo de la situación, en particular en Libia. “Alguien debería tomar, quizás, una decisión seria, crucial para su destino personal, la de irse, para dar al país una oportunidad de desarrollarse”, dijo. 

Medvédev resaltó la “gran importancia internacional” de la cumbre que el Grupo BRICS va a celebrar próximamente en la isla china de Hainan. Será el primer foro tras la incorporación de la República Sudafricana a los cuatro participantes iniciales. Recordó que los miembros del Grupo promueven iniciativas conjuntas, coordinan su política económica y elaboran una actitud común de cara a los más variados problemas internacionales. Si lograron superar las consecuencias de la crisis financiera global con bastante rapidez es “porque había unidad de criterios dentro” entre los participantes. “No tengo la menor duda de que mis contactos en la próxima cumbre de BRICS serán muy positivos”, dijo. 

También se mostró optimista con respecto al futuro de los vínculos bilaterales entre China y Rusia que celebran este año el 10º aniversario de su Tratado de buena vecindad, amistad y cooperación. Destacó que los contactos están ahora en “el punto más alto de su historia” y que ambos países son “socios estratégicos”. 

El comercio chino-ruso recuperó el pasado año el nivel de 60.000 millones de dólares y, según Medvédev, podría alcanzar 100.000 millones de dólares a mediano plazo. El mandatario ruso se pronunció por “fortalecer la cooperación” en las asignaturas tradicionales como el sector energético, de altas tecnologías, exploración espacial, construcción de maquinaria, energía atómica y agricultura y “al propio tiempo impulsar inversiones en otros ramos”. “Los 2.600 millones de dólares de inversión directa china acumulada en Rusia y unos mil millones de dólares de inversión rusa en China son poca cosa, a mi juicio”, señaló.

A la pregunta de cómo es en la actualidad su relación con el primer ministro Vladímir Putin, Medvédev aseguró que “es una relación de amigos, muy cordial, formada a lo largo de los últimos 20 años”. Al mismo tiempo reconoció que los dos tienen “posiciones distintas” y desempeñan “funciones distintas” a día de hoy, hecho que “no pudo menos que dejar su impronta en las relaciones”. “Es una situación normal”, agregó.

Admitió que no descarta presentarse para una reválida en 2012 y que tomará una decisión al respecto “en una perspectiva cercana”, “a partir de la situación configurada en la sociedad, las preferencias políticas existentes y, lo más importante, la actitud de la gente”.

Etiquetado en PORTADA

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post