REACCIONES A GOOGLE+ Alteraciones en el ecosistema de las Redes Sociales

Publicado en por noticias-alternativas.redacción

REACCIONES A GOOGLE+

05JUL2011

Alteraciones en el ecosistema de las Redes Sociales

Por: Adrián Segovia

Suenan de nuevo tambores de guerra entre las grandes empresas de Internet. Google tenía el síndrome de "reina destronada" y ha decidido presentar sus credenciales al trono social de Facebook sin contemplaciones. No solo ha lanzado una red social solvente tecnológicamente, sino que aporta diferenciales atractivos muy a tener en cuenta. Que se haga tan masiva como Facebook no depende de ellos mismos (factor del azar y la espontaneidad de los usuarios), pero lo que estaba en su mano, por fin, lo han hecho y se llama Google+.

Google irrumpe en el ecosistema socialMark Zuckerberg observa y toma medidas defensivas. Es la primera vez que tiene que enfrentarse a tácticas de este tipo, bloqueando la extensión de Chromeque permitía exportar tus amigos en Facebook hacia la nueva plataforma social de Google. Siempre ha sido Mark quien ha llevado la batuta en la estrategia social. De hecho, se ha permitido máximas dosis de arrogancia avaladas por su genialidad con frases del tipo: "¿Priority Inbox? el correo electrónico tiene que simplificarse, no complicarlo aún más". Larry Page parece haberle contestado que las Redes Sociales no necesitan más complejidad, sino simplificarse y mejorar los filtros de control de tu entorno social.

Los ingenieros de Mountain View no solo tenían una fuente de inspiración (y a la que atacar), sino que han intentado proyectar un híbrido entre Facebook y Twitter. En el blog de Enric Durany llegan incluso a apostar por Twitter como la principal víctima de Google+. Twitter es un rival diferente. Lo han intentado comprar, han llegado a acuerdos con ellos y siempre han mostrado una actitud de cierta cooperación. De hecho, Google incorporaba los resultados de los Tweets en el buscador, a través de un incómodo y poco funcional servicio llamado "Tiempo Real":

REAL TIME ELIMINADO

Desde ayer está desactivado. Y, sinceramente, nadie lo extrañará. Ensuciaba más que ayudaba y no aportaba nada a las búsquedas de los usuarios. Otra cosa es conocer quién ha recomendado un determinado enlace tras una búsqueda. Eso sí aporta valor al buscador. Lo otro era ruido desconocido. Expirado el contrato con Twitter puede que en el futuro dejen de necesitarles para aportar esa información.  Con lo que las relaciones con esta empresa podrían variar drásticamente.

A Twitter le pueden afectar dos cosas a medio plazo: cierto conformismo en la falta de mejoras constantes y los movimientos de sus fundadoreshacia otros proyectos. Sin embargo, es la mejor plataforma de conversación en la red y sus números impresionan.

Google no necesita llegar a 700 millones de usuarios registrados, ni sus pretensiones en el fenómeno social van tanto por esa línea. Quieren romper al máximo el anonimato en Internet; han animado a miles de usuarios a actualizar sus Google Profile (perfiles en Google) de inmediato; mejoran la información sobre sus usuarios y la pueden integrar con la que ya tienen sobre las búsquedas que realizamos; nacen más cercanos a los teléfonos móviles (aplicaciones) que a la propia web; amplían posibilidades publicitarias en Adwords y, sobre todo, alteran el orden impuesto por Facebook en el nuevo ecosistema social de Internet.

Quién se acuerda de Hi5, Sónico o... MySpace. El periodista Javier Martín se pregunta en este reportaje en EL PAÍS: ¿Cuál será la siguiente? Las intocables Facebook y Twitter abandonan un estado de tranquilidad por el disruptivo lema de Internet: si algo te funciona, ¡cámbialo!... o vendrá Google y te obligará a espabilar. Al final va  a resultar que el Priority Inbox que criticaba Zuckerberg es muy últil para evitar el aluvión de incorporaciones a los círculos de Google+ de estos días. Con el tiempo veremos si este ataque de Google acaba afectando más de lo que muchos presuponen.

Etiquetado en PORTADA

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post