Vengo de autodenunciarme (confesiones de un comercial de móviles)

Publicado en por noticias-alternativas.redacción

Vengo de autodenunciarme (confesiones de un comercial de móviles)

17-06-2011 |  | Publicado en Clientes, Otras cosas

Tengo un amigo y también cliente de la tienda que es comercial de telefonía móvil. Antes trabajaba en un concesionario de automóviles, pero hace año y medio con el desplome de las ventas de vehículos, pues acabó en el paro. Empezó a visitar empresas y a enviar curriculums y le llamaron de una tienda de telefonía móvil. Le ofrecieron un sueldo pequeño, pero buenas comisiones. Como estaba acostumbrado a trabajar de esa misma forma en el concesionario, pues aceptó.

Vino a verme hace unos días, porque yo tenía un cliente que me había pedido consejo para un servicio algo especial de telefonía móvil y pensé en que mi amigo le pasara un presupuesto (ya que nosotros no podemos vender móviles, que alguien conocido se lleve la comisión). Me trajo un par de presupuestos. Y lo vi con mala cara, unas ojeras hasta abajo, más canas que hace un mes…

- ¿Qué te pasa, que parece que te hayan caído 10 años encima en un mes?

- Pues eso que llevo un mes casi sin vivir, no duermo, no como (me paro aquí, pues lo que siguió sería para un blog de muy mayores de edad)

- ¿Tienes algún problema de salud?

- Eso quisiera yo, tener una pulmonía y no tener que salir de casa ni coger el teléfono.

- Entonces que te pasa

- La empresa para la que trabajo, que no dan píe con bola. Llevo medio año trabajando con ellos. En este tiempo, he contratado a más de 100 clientes (son todas empresas, no trabaja con particulares) y ahora mismo tengo a más de 80 con diferencias de facturación.

Empezó a contarme entonces, que él visita a los clientes, recoge la factura de telefonía móvil que tienen actualmente y luego usando un simulador informático, compara con sus tarifas. Si encuentra una tarifa más económica, se la ofrece. En otros casos el gancho para captar al cliente es el cambio a terminales telefónicos de gama alta. Entonces el cliente viendo lo que se puede ahorrar con el cambio de compañía, firma el contrato. Y cuando llega el primer recibo, pues el importe no coincide con el estimado por el simulador. Y ahí empieza la odisea para mi amigo. El cliente al que llama es a él, al comercial que le vendió el producto. Tienen un procedimiento para reclamar estos errores de facturación. Pero el proceso es muy lento. Mi amigo me lo explica, hay un administrativo por cada 40 comerciales… así que no dan abasto para atender las reclamaciones. Si hay suerte la rectificación llega a los dos meses; y no en forma de devolución de dinero, sino de descuentos en facturas futuras.

- Así que esta semana me he autodenunciado ya tres veces.

- ¿Cómo?

- Que he ido con tres clientes a las Oficinas de Consumo para ayudarles a denunciar a mi empresa. Los clientes tienen razón, ellos contrataron la tarifa jjjjj y le están cobrando la hhhhh.

Y si no tenía bastante con los errores de facturación de mi empresa, luego tengo a los clientes que no saben lo que compran. Y mira que se lo explico. Tengo ahora a tres que no dejan de llamarme, porque se quieren dar de baja. Me piden terminales de gama alta (iPhone 4 y Samsung Galaxy) y les hago un presupuesto. Les digo que como su consumo es muy bajo, para que pueda “regalarles” el móvil, tienen que ir a un plan de datos algo caro. Todos me dicen que si. Ahora varios meses después, pasada la novedad del nuevo móvil, pues eso de pagar cada mes 50 Euros por esa línea no les convence. Y mira que les advertí que eran contratos con permanencia de cómo mínimo 18 meses…

- Así que entre los de arriba y los de abajo, estoy muerto. La mitad de mis amigos no me hablan, menos mal que vosotros no contratasteis con mi empresa… porque sin ahora no podría estar aquí desahogándome. Estoy pensando en buscar otra trabajo, lo que sea, pero esto de tener que defender errores que no son tuyos, no me gusta nada.

Mientras hablaba conmigo, recibió tres llamadas de clientes con problemas con sus líneas o con sus facturas. Y eso fue en 15’ y me dijo que esa tarde era tranquila.

Por cierto, el presupuesto que me trajo, era de otra compañía, no de la suya…

Etiquetado en PORTADA

Comentar este post