Cinco señales que certifican el temor dentro del sector financiero de Europa y EEUU

Publicado en por noticias-alternativas.redacción

Cinco señales que certifican el temor dentro del sector financiero de Europa y EEUU

elEconomista | Nueva York
1/09/2011 -
Bolsacae.jpg

elEconomista.es en Twitter

 

 

Cuando el río suena, agua lleva. Si los cálculos preliminares del FMI sobre el posible impacto de los bonos de deuda soberana periférica en la banca europea levantaba ampollas, el contexto que vive en estos momentos el sector financiero a ambos lados del Atlántico recuerda de nuevo el ambiente previo a la caída de Lehman Brothers.

 

 

Con una expansión económica anémica que no permite superar los efectos de la bautizada como Gran Recesión, algunos se preguntan si es el momento de echarse a temblar.

 

De momento, cada vez existen un mayor número de señales que indican que la banca occidental, europea y estadounidense, no pasa por su mejor momento y el clima podría empeorar si el contextos macroeconómico no consigue despegar.

1. Recesión a la vista

Según un nuevo informe de Bank of America Merrill Lynch, en estos momentos las posibilidades de una nueva contracción económica se han incrementado en un 80% si se hace referencia al modelo empleado por los analistas del banco.

 

Eso sí, es cierto que no se han tenido en cuenta algunos de los datos macroeconómicos dados a conocer durante la última semana y que abren la posibilidad a un posible repunte económico, al menos en EEUU, de cara a fin de año. De todas formas, el FMI podría rebajar el crecimiento de la primera economía del mundo hasta el 1,6% a finales de septiembre.

 

Al fin y al cabo, según adelantaba la agencia Bloomberg, desde 1948, cada vez que el cambio anual en el PIB ha caído por debajo del 2%, la economía ha entrado en una recesión. Bloomberg apunta que es difícil poner en entredicho un indicador con un amplio historial de precisión.

2. Bank of America... ¿el próximo Lehman Brothers?

Será Bank of America el próximo Lehman Brothers? Las acciones del mayor prestamista de EEUU han caído más de un 40% en el último par de meses.

 

A pesar de que Warren Buffet salió al rescate de la entidad con una inyección de 5.000 millones de dólares, la realidad es que los problemas de Bank of America están lejos de terminar.

 

De hecho, un analista proyecta que Bank of America va a tener que aumentar su capital en al menos 40.000 millones de dólares, por lo que la venta de su participación en China Construction Bank o la ayuda de Buffett todavía quedan lejos de dichos niveles.

3. Sangría de empleos

De momento, la banca europea y estadounidense ya ha destruido cerca de 60.000 empleos y según un articulo publicado hace unos días en el NY Times, en otoño más bancos recortarán su plantilla para hacer frente a una reducción de ingresos provocada por los cambios regulatorios y ralentización de la economía mundial.

 

UBS ha reducido el 5% de su plantilla, Bank of America podría eliminar hasta 10.000 empleos, y otros como Goldman Sachs, ABN Amro, Barclays o Bank of NY Mellon también tienen intención de hacer algo parecido.

4. La liquidez escasea

Los bancos españoles e italianos tienen un acceso limitado a la financiación comercial en los mercados monetarios al igual que sucede con los bancos griegos, irlandeses y portugueses, que dependen en gran medida la financiación de los inversores locales y los bancos centrales, incluido el BCE.

 

Los fondos del mercado monetario estadounidense, que gestionan alrededor de 1,6 billones de dólares, han invertido históricamente en torno a un 40-45% de dicha cantidad (600-700.000 millones de dólares) en las instituciones financieras europeas.

 

Sin embargo, en los últimos meses, los fondos del mercado monetario han reducido su exposición a las entidades europeas, especialmente los bancos españoles e italianos. Los fondos también han disminuido el plazo de sus préstamos a las entidades.

5. Los bancos, también los centrales, excesivamente endeudados

El Banco Central Europeo ha entrado en el mercado y está comprando enormes cantidades de deuda soberana de países con problemas como Grecia, Portugal, España e Italia. Como resultado, el nivel de apalancamiento del BCE se ha incrementado enormemente en este momento.

 

La mayoría de los bancos más importantes de Europa cuentan con una enorme exposición a la deuda soberana europea y el FMI, según informaba hoy el FT, considera que dicha exposición podría reducir en 200.000 millones de euros el capital común de la banca europea.

 

El sistema bancario mundial tiene una exposición total de 2 billones de dólares a la deuda griega, irlandesa, portuguesa, española e italiana. Teniendo en cuenta el apalancamiento actual del sistema bancario mundial dicha exposición podría acabar con muchas de las principales instituciones financieras.

 

De hecho, Christine Lagarde, directora gerente del FMI pidió una recapitalización urgente de la banca el pasado fin de semana.

Etiquetado en PORTADA

Comentar este post